Geodiversidad

A pesar de no tener ya su grandiosidad inicial, como se desprende de los relatos presentes en los archivos históricos, la Gruta do Carvão posee una gran variedad de estructuras geológicas típicas de un vulcanismo efusivo, constituyendo un importante monumento espeleológico.

Del techo penden numerosas estalactitas de lava de variados tipos, resultantes de la solidificación rápida de las gotas candentes. En su mayoría presentan forma cónica y superficie lisa, denominándose estalactitas cónicas.

Cuando las gotas de lava se acumulan en el suelo del tubo volcánico, originan estalagmitas de lava, estructuras frecuentemente con forma globular o reniforme y de base más ancha.

DSCF1594 paim s miguel

Estalactita y estalagmita de lava

Las concreciones secundarias de sílice amorfa, predominantemente irregulares, de color blanquecino y extremadamente frágiles, surgen como resultado de la alteración y acumulación de sales de las aguas de escorrentía de la superfície que se infiltraron y precipitaron en la gruta.

DSCF1554 paim s miguel

Estalactitas secundarias de sílice amorfo

Estas aguas también son responsables de fenómenos de oxidación de las rocas basálticas que forman la Gruta do Carvão, confiriéndoles en muchos lugares tonalidades rojizas o anaranjadas que surgen junto a las grietas y otros puntos de infiltración. Corresponden a la formación de minerales secundarios, como la limonita y la hematites, resultantes de la alteración de la magnetita del basalto.

En los túneles de lava son comunes unas estruturas salientes en las paredes laterales, denominadas cornisas o terrazas, que son como un registro de los niveles del flujo de las lavas que recorrieron el interior del túnel.

DSCF1689 secador tabaco

Cornisas o terrazas laterales

Cuando estas cornisas se desarrollan en extensión, ambos lados pueden unirse formando una única estructura, denominada puente de lava, que une las dos paredes.

ponte_lavica

Puente de lava

Resultado también del flujo lávico en el interior de la gruta, las estrías de avance se deben a la acción erosiva de la lava y se forman principalmente en las zonas cóncavas de las curvas del tubo volcánico.

estrias

Estrías de avance resultantes del flujo de la lava

Durante el proceso de solidificación de las paredes del tubo volcánico, debido a la presión de los gases acumulados en su interior la capa superficial a veces explota, dando origen a estructuras denominadas burbujas de gas.

Las grietas en las paredes y techo del tubo volcánico son resultado, esencialmente, de la fracturación acaecida en el proceso de enfriamiento de la gruta y la consecuente estabilización estructural, así como de eventos naturales (como los episodios sísmicos) y de la acción antrópica (como la alteración del uso del suelo en la superfície).

DSCF1632 secador tabaco

Burbujas de gas y grieta

 

A veces los fragmentos de roca que se desprenden del techo o de las paredes del tubo volcánico son envueltos y agregados por la colada de lava, originando estructuras conocidas como bolas de acreción (o lava balls).

IMG_6173-01

Bola de acreción

 

La mayoría de paredes y techos de las cavidades volcánicas está recubierta por una fina capa de lava, de brillo metálico y superficie lisa (glaze), que recubre el basalto de textura esponjosa. Su formación es el resultado de la refusión del basalto debido a las altas temperaturas de las coladas y de los gases que recorren el túnel.

El suelo de la gruta está constituido principalmente por coladas lávicas del tipo aa (o escoriáceas)  presentando una superficie muy irregular, rugosa y áspera, con fragmentos sueltos y escoriáceos de dimensiones variadas que a menudo están soldados (clinker). Puntualmente existen pequeñas áreas de superficie continua, lisa o ligeramente ondulada, formada por coladas lávicas del tipo pahoehoe (o lavas cordadas).

pahoehoe-aa

Lavas aa y pahoehoe

Todas estas estructuras vulcanoespeleológicas confirman la importancia de la Gruta do Carvão para el conocimiento e interpretación del vulcanismo basáltico de la isla de S. Miguel.